.

.
.

Datos personales

Mi foto
Empezaría diciendo que todo lo que escribo lo hago con papel y una pluma, pero mentiría. Una de mis mayores aficiones es escribir, yo lo llamaría como una especie de "escape" donde eres libremente de escribir lo que te plazca, ya sea hundirte en tus pensamientos o tan solo con deslizar tus dedos sobre el teclado comienzas a adentrarte en un mundo donde tu decides que sucede a cada instante y a cada segundo. ¿Maravilloso, verdad? No escribo para nadie, escribo para mi misma. Lo que nunca imaginé fue ver a toda esta gente leyéndome. Soy otra marioneta que ansia la libertad en esta sociedad manipuladora. Nunca permitas, por nada del mundo, que la sociedad te convierta en una persona quien no eres. Seamos libres de ser quien cojones queramos ser. Porque no hay nada más maravilloso que ser uno mismo y no como querrían que fueses. Amo la lluvia, los días de tormenta, amo el chocolate, también un buen café con leche en las tardes de invierno. Si has llegado hasta mi blog, bienvenidos pequeños mortales, si deseas quedarte será todo un placer, siempre serán bienvenidos aquí y si deseas marcharte, que así sea. ¿Te introduces en mi cuento de princesa inmortal?

Eres mi visita:

jueves, 12 de febrero de 2015

Vuelvo para quedarme a vivir en tu corazón. Y en tu cabeza.





Vuelvo.

Vuelvo como vuelve el invierno. 
Y como se va.

Vuelvo como vuelven los recuerdos.
Vuelvo para quedarme a vivir en tu barba y morirme en tus besos.

Porque, ya sabes, tu barba como forma de vida, 
y dejarme morir en tus besos como forma de muerte.

Vuelvo como las hojas que se caen en otoño, pero que se esfuman con el viento.
Vuelvo porque quiero secuestrarte, agarrarte de la mano y marcharnos lejos.

Vuelvo porque me dices ven, y ya sabes que yo lo dejo todo.

Vuelvo como el asesino vuelve al lugar del crimen.
Vuelvo porque tú eres mi crimen.

Vuelvo porque necesito arroparme en mis escritos.
Vuelvo porque necesito escribir sobre ti y odiarte al mismo tiempo.

Vuelvo porque tú y yo solamente somos uno.

Vuelvo para decirte que me quedo, pero que de vez en cuando, se esfuma como el humo.

Vuelvo para recordarte que he vuelto, y que nunca te fuiste de mis letras.
Vuelvo para decirte que vuelvas a tocarme las tetas.

Vuelvo a causarte risas, sonrisas, tristeza.
Vuelvo a decirte, que no hay mejor manera de volver, que escribirte con mis letras.

Vuelvo para quedarme a vivir en tu corazón.

Y en tu cabeza.